miércoles, 8 de marzo de 2017

¡¡¡Me recibí!! Una etapa que siempre estará en nuestra memoria.

¡Hola a todos! 
Vengo con esta entrada a contarles, de lo que ya anticipé en el título, sobre mi recibida. 
Mi nombre es Agostina Ortega, tengo 23 años, mi blog es Libros Juveniles, y ahora soy Licenciada en Producción de Bioimágenes.
(Todavía no lo creo)
Es inevitable no sentir la sensación donde uno hace un recorrido por todo lo vivido. El comienzo de una nueva etapa. 
Tener el poder de tomar la primera decisión grande, irme de casa, lejos para estudiar una carrera a la cual le tenía mucho miedo. Miedo y la incertidumbre que tenemos todos a la hora de preguntarnos… ¿Es lo que queremos? 
Después, está esa adrenalina que tenemos de afrontar este nuevo mundo, crecer. Y con esto vivimos momentos inexplicables, conocer nuevos miedos, amigos, dormir poco, empezamos a valorar el tiempo, la distancia, la familia, nuestro hogar y sobre todo esos últimos abrazos de despedida. 
Decidí dividir esta entrada en pre y post recibida. Para contarles lo que estoy sintiendo en cada momento donde las emociones están intactas.

Pre Recibida 

No estoy cayendo de lo que estoy por afrontar, primero los nervios del último examen, la ansiedad y la expectativa de lo que va a ocurrir. Como vivencia particular les cuento que mis nervios aumentan el doble por la presión de saber que viene toda mía familia de lejos. Ellos vienen desde Neuquén, yo estoy en Córdoba. Así que se pueden imaginar la presión que estoy sintiendo. 
En estos momentos solo se me viene en la mente el consejo que me dio mi mejor amiga, no hagas en tu mente un día ideal, vive el momento salga como salga porque no todo es lo que uno imagina. 

Post Recibida 

Y llegó el gran día y ahora más tranquila puedo contar todo lo que viví. Tengo que aclarar que todavía no caigo, no caigo que ese momento por fin llegó. 
Una hora antes de rendir estaba muy tranquila, todos se sorprendían por verme con esa calma (que me caracteriza a veces) pero todo el peso se vino encima cuando entré a rendir. Ahí si me puse nerviosa, en el peor momento. Por suerte solo duraron unos minutitos y pude contenerme y realizar el examen tranquila. 
Mi mamá me contó que cuando Salí de rendir tenia cara seria, que por un momento le dio miedo pero cuando los vi y se acercaron a abrazarme se dieron cuenta que los resultados eran positivos y no pude contener más mis lágrimas. La sensación que sentí fue de anularme y decir… ¿Listo? ¿Terminó? Y por eso seguro era mi cara, no estaba cayendo en lo que estaba pasando. 
Obvio que evitemos el mal momento (pero que volvería a repetir mil veces) en el que me tiraron de todo un poco (huevo-harina- pintura-papeles-etc). Y lo mejor fue ver a todos mis seres queridos ahí conmigo, poder abrazarlos y emocionarme con ellos. 
Seguro que cada sensación es diferente para cada persona, en mi caso al ser un día feliz por un momento se tornó gris al cruzarse en mi cabeza una persona que ya no está conmigo físicamente pero siempre está en mi corazón, el querer contarle que la distancia que sufrimos tuvo su buen fruto y que había logrado la meta por la cual siempre ella estaba pendiente. 
Y ahí es donde uno cierra los ojos y pasa por tu mente todo lo que viviste en estos años, todo lo que pasó, lo que cambió y crecimos, que para algunos esto será insignificante, pero para nosotros será una etapa que siempre estará en nuestra memoria.

CONSEJOS: 

Estos simples consejos en general para prepararse para ese día. 
  • Deja de estudiar un día antes, tenemos que tener en cuenta que los nervios son traicioneros, y pueden llegar a hacerte creer que no sabes nada, por lo tanto si sigues releyendo vas a creer que cada vez se te olvidan más las cosas. 
  • Ve a rendir con ropa cómoda y como es obvio ropa que puedan romper. En mi caso rendí con mi ambo favorito (y de la suerte) pero hice una tregua con mi familia de que no me rompan la parte de arriba y me dejaran que me sacará por mi cuenta el ambo. 
  • Come algo ligero y no muy pesado. (Toma mucha agua) 
  • Respira honda cuando sea tu turno de rendir. En mi caso fue un examen oral, por lo tanto cuando sentí que no me iba a salir nada cerré mis ojos, respire hondo y avancé sin temor. 
  • Por ultimo VIVE EL MOMENTO… Solo pasará una sola vez, por lo tanto disfruta de esas personas que te están acompañando en ese momento. Disfrutá de los abrazos y elogios, de la pintura- harina- huevos que te tiren porque solo pasará una vez y es una forma de festejar el gran esfuerzo que hiciste para llegar a cumplir esa GRAN META.
Espero que les guste esta entrada.
Gracias por leerme. 



2 comentarios:

  1. Hola, Agos!!! Primero felicitaciones por terminar tu carrera. Yo estoy muy legos de eso jajaj pero los consejos son bienvenidos además me sirven a lo largo de la carrera. Puedo imaginar la tensión del momento de ese examen, yo en tu lugar me hubiera desmayado jaja
    Besos y éxitos!!

    ResponderEliminar
  2. Hola, Agos! Muchas felicidades! Qué alegría que da que uno más de nuestra comunidad se haya recibido. Espero que te vaya muy bien en este nuevo camino que vas a emprender, sólo que ahora como profesional. Un saludo desde Poema a un muerto!

    ResponderEliminar

¡¡Bienvenid@s al blog de Comunidad Blogger Argentina!!

Esperemos que la pasen bien y no se olviden:Un blog se alimenta de sus comentarios ^.^